domingo, 30 de noviembre de 2008

En Bolivia, mujeres luchan contra la privatización del agua

Por Sandra Torres Pastrana

México DF, 27 nov 08 (CIMAC).- En Bolivia, las mujeres luchan porque el agua no se privatice y han salido a las calles con sus hijas e hijos para defender su derecho al agua como un recurso vital para la vida. "Todas nos levantamos y vamos al frente", destacó Antonieta Meneses, de la Federación Departamental Cochabambina de Regantes (Fedecor) Bolivia, durante el primer día del Foro "Cambios políticos en Latinoamérica, ¿Nuevas políticas del agua?", que se lleva a cabo del 26 al 28 de noviembre en la Ciudad de México, impulsado por la Fundación Heinrich Böll.

Para Meneses, la contaminación de las aguas ha provocado que nazcan niñas y niños deformes y el nacimiento de animales con dos cabezas y seis patas. Además, muchas niñas y niños pierden la vida al consumir y bañarse en aguas contaminadas.

Meneses, la única mujer en el primer panel de discusión bajo el tema "Logros en cuanto a la participación democrática en la gestión del agua", manifestó que las concesiones para aprovechar el líquido violan los derechos de los pueblos indígenas y campesinos.

Por otro lado, puntualizó que a estas empresas trasnacionales a las que se otorgan concesiones sólo les interesan sus negocios, no les importa la contaminación que provoquen a las aguas de los ríos y los daños de salud que puedan ocasionarles a los pobladores de las comunidades.

Por esto, Meneses asegura que la razón de la lucha de las organizaciones de la sociedad civil en Bolivia es trabajar muy fuerte para poner sus visiones en las nuevas legislaciones del agua. "Se trabaja de forma organizada para elaboran propuestas políticas, desde las necesidades diarias de las comunidades y las problemáticas que tienen en sus ríos, riachuelos, lagos y lagunas", dijo.

En Bolivia el agua ha sido negociada, vendida y concesionada a grandes trasnacionales, apuntó Meneses, esto ha hecho que las familias, mujeres, niñas y niños se hayan quedado sin este recurso, el cual no debe comercializarse, ya que es un derecho de la vida y humano, de todo ser vivo, no una mercancía, destacó.

Finalmente, Meneses mencionó que la democracia para los pueblos indígenas bolivianos es vivir con solidaridad, reciprocidad e igualdad de derechos para todas y todos.



EL AGUA, BIEN COMÚN

En esta primera mesa de debate se consideró que el agua es un bien común y esencial para la vida, y se hace necesario que mujeres y hombres participen en las decisiones para el manejo más justo, equitativo y acorde a las necesidades e intereses de la población.

Dieter Wartchow, secretario de medio ambiente en Porto Alegre, Brasil, destacó que a través de la participación de una ciudadanía activa con el conocimiento de sus derechos, en Brasil se ha podido legislar a favor del agua de forma justa y democrática.

Destacó Wartchow que es de suma importancia oír las voces de las mujeres, ya que esto le proporcionó a él un importante aprendizaje en su actividad. Narró que en la región del Semiárido, donde vive gran parte de la población pobre en Brasil, acceder al agua es una cuestión de género, ya que las mujeres con sus hijas e hijos caminan en busca de agua, sufriendo los embates de acceder a este recurso natural.

En este panel se contó también con la participación de Esteban Castro, de Newcastle University, Reino Unido, Eliseo Gálvez, del Consejo Nacional de las Áreas Protegidas de Guatemala, y Guillermo Amorebieta, de la Cooperativa 5 de septiembre, de Argentina.

08/STP/VRI/GG

http://www.cimacnoticias.com/site/08112714-En-Bolivia-mujeres.35785.0.html

No hay comentarios: