sábado, 9 de mayo de 2009

Alcalde machista 2009


ARTÍCULO:
Por María Galindo y Helen Alvarez

Fuente: MUJERES CREANDO, CONCIENCIA FEMINISTA

Doscientos años de libertad son como para celebrar, pero no se lo puede hacer si ese festejo sirve de pretexto para denigrar y cosificar a las mujeres. Y eso es lo que está haciendo el Municipio de la ciudad de La Paz con fondos públicos y con la complicidad del Gobierno nacional.

La elección de Miss La Paz Bicentenario y la publicación de lujo del catálogo de construcciones municipales “Miss Obras”, que puede leerse también como “Mis sObras”, son una demostración del machismo de la Alcaldía. Así recuerdan la revolución de julio de 1809.

Con el primer plano del trasero de una de las candidatas y otra que se ve por entre sus piernas, promocionan en el catálogo una avenida asfaltada. Páginas más atrás, el presidente Evo Morales posa con las postulantes al título Miss La Paz y Miss Illimani, a las que recibió en el Palacio de Gobierno.

Eso no ocurre, por ejemplo, con las mujeres que desde hace meses le piden al Presidente una solución para recuperar el dinero que invirtieron en la compra de autos usados, antes de que el gobierno prohibiera su importación. Los carros están en Chile bajo la amenaza de remate.

Las palabras del alcalde de La Paz, Juan Del Granado Cosío, en la presentación del catálogo, suenan a burla: “el Gobierno Municipal de La Paz decidió coadyuvar en la organización del Miss La Paz Bicentenario y lo hizo convencido de que siendo este año un punto de llegada en la lucha por la liberación, es sobre todo el punto de partida en el que nuestra juventud deberá tomar con vigor la posta del renovado liderazgo de La Paz en el contexto nacional y regional”.

Si el Alcalde cree que la inversión del dinero de las y los contribuyentes en exhibir y vender el cuerpo de las mujeres es liberadora, habría que recordarle, porque sería el colmo que no lo sepa, que la pobreza en el departamento llega al 42,4% y que las mujeres la sufren más, y que el 13,2% del desempleo que afecta a las mujeres es casi el doble que el de los hombres.

Además, las mujeres ganan sólo el 55% de lo que perciben los varones, el comercio informal es la principal fuente de trabajo de las mujeres y las redes de prostitución, en complicidad con todo el aparato estatal, están al acecho captando jóvenes y adolescentes que no tienen ninguna oportunidad laboral.

“No quiero ser reina, no quiero ser magnífica, quiero ser mujer libre y plebeya”

Por si fuera poco, el municipio hizo una alianza con Promociones Gloria, empresa especializada en concursos de belleza y modelaje, que a su vez designa en su representación a Carmen Chávez que dirige la agencia de modelos Cinetel.

Sobre Gloria Limpias, propietaria de Promociones Gloria, pesan denuncias de proxenetismo que datan desde 1996. La Miss Bolivia de ese año, Helga Bauer, la denunció ante la justicia; pero el caso fue arreglado entre bambalinas.

Las mujeres jóvenes que capta Gloria Limpias, especialmente las misses y las candidatas a misses, pierden su libertad. Los contratos que les hace firmar establecen que durante tres años deben entregar el 50% de todos sus ingresos por trabajos publicitarios y no pueden ni respirar sin pedir permiso, según el blog Mundo Miss.

La Miss Bolivia 2005, Desireé Durán, fue demandada ante la justicia por 15 mil dólares y la devolución de todos los premios y regalos que recibió durante su reinado, por haber ido de paseo a la Argentina sin permiso y haber aceptado ser imagen publicitaria de ropa de maternidad, cuando estaba embarazada.

Angélica Ollavarría amenazó a Limpias con revelar las irregularidades que ocurren en Promociones Gloria. Eso bastó para que la “empresaria”, con abogados de por medio, perdone a la Miss Bolivia Internacional 2007 por no haber asistido a una entrevista en un canal de televisión.

“Ni Miss La Paz, ni Miss Cholita, somos birlochas contestonas”

Mujeres Creando decidió protestar y denunciar que ya es una política municipal el tratar a las mujeres como objeto, pues no sólo gasta en Miss La Paz, sino también en Miss Cholita, y todo con fondos públicos.

Por eso también decidimos coronar a Juan del Granado y ponerlo al desnudo, vistiendo sólo una banda, la de “Alcalde Machista 2009”. Hubiésemos querido que desfile en pasarela, pero lo que hicimos fue un letrero con su figura de tamaño natural con el que fuimos hasta el hotel Radisson.

En ese hotel de cinco estrellas se iba a realizar la elección, con la presencia, obviamente, de mucha gente ligada a la industria de la belleza, del modelaje y de los medios de comunicación. El canal estatal hizo la transmisión en directo.

Apenas entramos al salón del evento, un funcionario del municipio bajó rápidamente a advertir al personal de seguridad que no dejaran ingresar a nadie sin invitación. Pero nosotras teníamos la invitación, no fue difícil conseguirla de gente que tampoco está de acuerdo con la política municipal.

Adentro, nos indicaron donde debíamos sentarnos. En nuestras carteras llevamos una reproducción de tamaño natural de nuestro letrero y cientos de panfletos pequeños con la misma imagen. Nuestra protesta iba a ser pacífica. Queríamos denunciar el machismo y reclamar por el uso que se le estaba dando a nuestros impuestos.

Esperando que llegue el Alcalde y que Canal 7 tenga todo listo para la transmisión, el inicio de la elección, previsto para las 21.00, se retrasó. Pero como los tiempos de televisión no esperan a los tardones como tiene que hacerlo el público, la “gala” comenzó sin Juan Del Granado.

El saludo del presentador fue la señal para que María Galindo suba a la pasarela y extienda el retrato del Alcalde. Pero como si fuese un “frutillita”, como se conoce a los guardias municipales que arrebatan a las vendedoras callejeras su mercadería, un hombre le arrancó el papel de las manos. Se escuchó una ligera silbatina del público, pero luego vino el asombro.

María avanzó por la pasarela hacia quienes iban a conducir la elección. No era un desfile, ciertamente, era una carrera, porque ya se veía que los funcionarios ediles no iban a dejarla hablar. Los guardias municipales, en las calles, también tratan de impedir que las mujeres inventen formas para sobrevivir a la ineficiencia del Estado, que no da una respuesta al desempleo.

María alcanzó a exigir su derecho a la libertad de expresión y a denunciar el uso de los fondos públicos, en medio del jaloneo y los golpes de los funcionarios del municipio y empleados del hotel. Instruyeron la suspensión de la transmisión televisiva, mientras la conductora del evento pedía al público que aplauda, porque esa era “su noche de gala”.

Pero las cámaras, tanto del canal estatal como de los privados, ya habían captado toda la violencia con que se acalló la voz de protesta. En vano intentaron alejar a los medios y tampoco pudieron arrebatarnos nuestra cámara fotográfica. Mientras, el panfleto llegó a toda la gente que estaba en el salón, incluidos los 10 jurados de la elección.

Arrastrándola por el piso, sacaron a María del hotel. Afuera no sólo esperaba el resto de las Mujeres Creando con el letrero de tamaño natural del Alcalde desnudo, sino también los medios de comunicación.

Transcurrió alrededor de una hora desde que llegamos; cuando nos íbamos llegó la Policía antimotines y se quedó hasta el final de la elección, pasada la medianoche, custodiando la entrada del hotel. Todo por cinco minutos de disidencia, y qué paradoja, en medio del festejo de 200 años de libertad.

Ahora, dejamos sobre la mesa de las y los paceños las siguientes interrogantes:

¿Cuánto costó la organización del Miss La Paz, incluidos catálogos promociones publicitarias, etc.?

¿Qué contratos tendrán que firmar o han firmado las ganadoras con Cinetel y Promociones Gloria?

¿Cuáles son las políticas municipales de cara a las graves problemáticas que afectan al universo de las mujeres paceñas?, considerando solamente por ahora las siguientes:

  • El trabajo mediocre de las defensorias de la niñez y la adolescencia, que además tienen un enfoque machista.
  • El cierre de los servicios legales integrales que atendían los casos de violencia contra las mujeres, para convertirlos en plataformas integrales que distorsionaron y diluyeron su contenido real.
  • El grave déficit de baños públicos en la ciudad.
  • El alarmante déficit de guarderías en la ciudad, que impide a las madres trabajar teniendo a salvo a sus niños y niñas.
  • La red de corrupción municipal en la otorgación de licencias de funcionamiento e intervención de lugares de prostitución, cuando extorsionan a las mujeres en situacion de prostitución, las criminalizan y llaman a los medios de comunicación para sacar redito pólitico de tales actos de violacion de derechos constitucionales.
  • La ausencia de una propuesta cultural.
  • La ausencia de un Municipio productivo, que en lugar de declarar a la economía informal como enemiga pública, cree alternativas de empleo y producción para las mujeres.
  • La partidizacion de la participación ciudadana a traves de juntas vecinales que han terminado siendo una extension del partido de Gobierno Municipal
N. B. – Gracias por su valentía, desde México hablaron por mí chicas. Es una pena que la mayoría de las mujeres no vean el significado social y político (aunque no hubieran sido auspiciados por el ayuntamiento) que este tipo de concursos tiene. No se trata de gustos personales, de “si no te gusta no le veas y punto” o “las misses participan porque quieren”, en estos concursos se habla de las mujeres como colectivo.

No hay comentarios: