lunes, 18 de mayo de 2009

Falleció Benedetti; su táctica, ser franco y quedarse en el recuerdo

Escritores de Uruguay y México, consternados por el fallecimiento del autor de La tregua

Personalidades de la cultura de Uruguay y México lamentaron la muerte de Mario Benedetti, uno de los escritores más reconocidos de América Latina.

Destacaron la humildad, la coherencia hasta sus últimos días y el espíritu joven del escritor, y consideraron que la muerte del autor de Gracias por el fuego es un desgarro para la literatura de habla hispana.

Saúl Ibargoyen, poeta uruguayo: “De Benedetti siempre me asombró su conocimiento de idiomas y su fertilidad, no solamente para la poesía, sino para la narrativa. Fue un escritor profesional y comprometido con la literatura y con su postura política.

Su vigencia, indudable, y me atrevo a profetizar un poco, está en el enraizamiento con la sociedad. Debemos hacer, como dijo José Saramago, leer la obra de Benedetti, para que permanezca siempre entre nosotros.

El autor de El viaje del elefante dijo sobre la muerte de Benedetti: Era un carácter humano extraordinario. Hemos perdido y hemos ganado, porque están ahí sus libros, que afortunadamente nos sobreviven.

Hugo Gutiérrez Vega, poeta: “Lo que destaco fundamentalmente de la obra de Benedetti es su prosa, sobre todo la novela La tregua, una de las más importantes de su tiempo; además, como personalidad política e intelectual, como hombre de acción, siempre guardó enorme coherencia, fue fiel a sus convicciones y sus ideas. Como poeta gozó de gran popularidad; muchos de sus poemas se musicalizaron, y eso lo convirtió, para varias generaciones, en un poeta inspirador de las palabras fundamentales para expresar el amor, el desamor, el encuentro y el desencuentro. Admirable como poeta, lo destaco como prosista, aunque resulte extraño para algunos”.

Mauricio Rosencof, escritor uruguayo: La muerte de Benedetti es un desgarro para la literatura de habla hispana. La obra de Mario va a estar siempre, a pesar de su desaparición física.

Eduardo Galeano, escritor y amigo de Benedetti, fue a la casa del autor de Vivir adrede, luego de enterarse de su fallecimiento.

La poeta Ana Magnabosco manifestó su tristeza por la muerte de Benedetti, a quien se refirió como un maestro. Asimismo, destacó la humildad, la coherencia hasta sus últimos días y el espíritu joven del escritor.

Ricardo Yáñez, poeta: “De Benedetti me gusta sobre todo su espíritu letrístico. Es un excelente letrista que no pierde lo poético, pues no llama de manera excesiva la atención sobre la palabra y permite muy bien que la música complete el sentimiento. Cabe destacar que él no es letrista, sino un poeta que funciona muy bien como tal. De entre su obra poética, hay dos poemas que me gustan mucho, uno es Padre nuestro latinoamericano y Hombre preso que mira a su hijo”.

José María Espinasa, poeta y editor: “Benedetti es un escritor que marcó toda una manera de concebir la literatura, perteneciente a una generación excepcional en Uruguay. Fue un fenómeno ante el lector, algo poco frecuente entre los poetas, con libros como La tregua; su poesía fue musicalizada por cantantes como una manera de ver el mundo politizado”.

José Ángel Leyva: “Benedetti ha sido importante en la formación de muchos poetas, como difusor, como hombre que proyectó una poesía abierta, muy horizontal. Para mí fue muy importante su libro El cumpleaños de Juan Ángel, y por supuesto La tregua. Benedetti es un poeta inolvidable, como alguna vez lo dijo Carlos Monsiváis, sobre todo en la adolescencia”.

La ministra de Educación y Cultura de Uruguay, María Simón, dijo que la obra de Benedetti es muy nacional, pero de proyección internacional.

La muerte de Benedetti ocurrió pocos días después de haber regresado a su casa tras una hospitalización por un problema intestinal. Sus restos serán velados en el Palacio Legislativo, sede del Congreso uruguayo, en Montevideo.

(Con información de Fabiola Palapa Quijas)

No hay comentarios: