lunes, 15 de junio de 2009

Ciudad Universitaria, México D. F. a 5 de junio de 2009



A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA EN GENERAL

RECTORÍA GENERAL DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

CONSEJO TÉCNICO DE LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

DIRECCIÓN GENERAL DE PATRIMONIO UNIVERSITARIO

DIRECCIÓN DE LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

SECRETARÍA DE SERVICIOS A LA COMUNIDAD


PRESENTE




Por medio de la presente y en vista de lo los acontecimientos suscitados los últimos días en torno a la Facultad de Filosofía y Letras, el Colectivo de Comerciantes de los Pasillos Exteriores de la Facultad de Filosofía y Letras manifestamos lo siguiente:


Somos un colectivo de comerciantes interesados en promover alternativas culturales - comerciales. En este sentido ofrecemos productos como literatura, música, películas, artesanías, alimentos y ropa, entre otros, tratando de ofrecer siempre precios más accesibles para la comunidad universitaria así como productos culturales que de otra forma son de muy difícil acceso. Somos personas honestas que han buscado su sustento en este espacio debido a la difícil situación socio económica que ha vivido y vive el país y que hemos encontrado entre la comunidad universitaria un buen receptor a este tipo de productos.


Informamos, en torno al asesinato de una persona el día martes 2 en el estacionamiento de la Facultad, que nos deslindamos completamente de esta persona y de sus agresores y expresamos nuestra profunda preocupación e indignación por este tipo de situaciones dentro de la Universidad. Ninguno de nosotros conocía a al persona fallecida y desmentimos las notas vertidas en distintos medios que la vinculan con nuestras actividades comerciales.


Por otro lado, manifestamos nuestro rechazo a la forma como las autoridades decidieron y actuaron el día 4 de junio, impidiéndonos por medio de la intimidación a través de Auxilio UNAM y otras personas extrañas a la Facultad, sin un previo aviso ni mucho menos un diálogo, seguir realizando nuestras labores; expresándonos posteriormente que el Consejo Técnico de la Facultad sí solicitó medidas de seguridad pero que no fueron ellos sino el Patronato Universitario, a través de la Dirección General de Patrimonio Universitario, quienes tomaron esta decisión. Se dice que nuestra situación no es "regular" y que La Dirección de Patrimonio Universitario es el organismo que puede otorgar un permiso, sin embargo en diversas ocasiones nos hemos acercado a dicho organismo y se nos ha informado que no existe ningún tipo de permiso para la realización de nuestras actividades.


Queremos subrayar que nuestra labor representa el medio de sustento para más de 50 familias y que en algunos casos suman más de 20 años ejerciendo el comercio en los espacios referidos, además de que muchos de nosotros hemos sido o somos alumnos de la Universidad y específicamente de la FFyL. Aunque no se reconozca formalmente, formamos parte de la comunidad universitaria y el impedimento para la realización de nuestras labores representa un serio atentado a nuestra economía familiar.


Por tanto, como colectivo estamos dispuestos a negociar con las autoridades competentes nuevas reglas que nos permitan seguir brindando nuestra oferta cultural a la comunidad universitaria y solicitamos su atención para reunirnos y hacerles entrega de nuestro proyecto cultural - comercial, de un padrón de comerciantes, así como nuestro compromiso para regularizar nuestras actividades y cooperar con la Universidad en materia de higiene, seguridad y protección civil u otras que pudieran surgir.


Informamos que ayer 4 de junio, en reunión con la Dirección y miembros del Consejo Técnico de la Facultad de Filosofía y Letras, llegamos a un acuerdo mediante el cual, dichas autoridades se comprometieron a gestionar un diálogo con los organismos que presuntamente tomaron la decisión de impedirnos nuestras actividades, específicamente con la Dirección de Patrimonio Universitario y la Secretaría de Servicios a la Comunidad, a fin de solicitar la pronta reapertura de nuestros espacios de trabajo.


Por último queremos manifestar que nos deslindamos de cualquier actividad violenta que pudiera presentarse a raíz de estos acontecimientos dentro de la Universidad, ya que nuestra única petición y que será por medios pacíficos, es la regularización de nuestras actividades y el ejercicio de nuestro derecho al trabajo honesto mediante la pronta reapertura de nuestros espacios. Agradecemos la solidaridad de los alumnos, grupos estudiantiles y trabajadores de la Facultad y de la Universidad en general.



POR MI RAZA HABLARÁ EL ESPÍRITU.


COLECTIVO DE COMERCIANTES DE LOS PASILLOS EXTERIORES DE LA FFyL.