lunes, 3 de agosto de 2009

¡Corazón!

Jesús E. AYUSO BARRERA
Fuente Diario Tribuna

“Corazón de nombre y corazón de grandeza”.La ex presidenta filipina Corazón Aquino, líder de la revolución popular que derrocó al dictador Ferdinand Marcos, —20 años en el poder— y restauró la democracia en el país, murió el sábado en Manila de un cáncer de colon a los 76 años. “Cory” —como comúnmente se le decía— Aquino apareció en el escenario político en 1986, cuando lideró las protestas de millones de filipinos en contra del corrupto régimen de Ferdinand Marcos, que encarceló a cientos de disidentes a lo largo de su brutal y ridícula dictadura.Ejemplo de lo soez de su Gobierno fueron los miles de zapatos de su esposa Imelda Marcos, —2,000 ó 3,000, se mencionan— donde se exhibió su régimen de lujos y vanidades.Su marido Benigno Aquino, un periodista y político opositor de Ferdinand Marcos, fue asesinado a su regreso a Filipinas en el aeropuerto de Manila, la capital.El dictador estaba temeroso de la influencia de Benigno en su contra, por los excesos de poder cometidos a través de sus años de autoritarismo y represión.Cory Aquino asumió con entereza la muerte y la lucha democrática de su marido y la prosiguió hasta acabar con el tirano y opresor. Filipinas logró a través de este liderazgo la estabilidad y la armonía política que necesitaba para salir adelante.Cory Aquino lideró una revolución que restauró la democracia y el reino de la ley en la nación filipina en un tiempo de gran peligro. Fue toda inspiración en la lucha de Filipinas. ¡Un tesoro nacional!Su coraje, determinación y liderazgo moral son un verdadero paradigma de servicio a una buena causa popular y ejemplifican lo mejor de la nación filipina.Benigno Aquino fue encarcelado para impedirle su acceso a la Presidencia de su país. Le siguieron ocho años de exilio, hasta su vil y artero asesinato. Corazón, prosiguió la lucha, misma que la llevó a la toma del poder el 25 de febrero de 1986, luego de varias jornadas de protestas populares, tras una “victoria electoral” de Marcos envuelta en acusaciones de fraude.Corazón Aquino ocupó la Presidencia entre 1986 y 1992, liberó a todos los disidentes encarcelados por Marcos e inició conversaciones de paz con los grupos insurgentes.Con el tiempo emergieron problemas en el seno de su coalición y Cory Aquino sobrevivió a una serie de sangrientos golpes por las mismas fuerzas, oligárquicas y militares, que apoyaban a Marcos.“Las cosas habrían sido más fáciles para mí si hubiera hecho lo que era popular en vez de lo que era doloroso pero mejor a largo plazo. Al fin y al cabo, a largo plazo ya no estaría aquí para que se me echara la culpa”, señaló Cory Aquino una vez al reflexionar sobre su Presidencia.Hasta el mes de marzo del año pasado, cuando desapareció de la vida pública tras ser diagnosticada con un cáncer de colon, participó activamente en las protestas en la calle que denunciaron la corrupción del Gobierno.También pidió en numerosas ocasiones la dimisión de Gloria Arroyo —actual mandataria— una antigua protegida suya cuya Presidencia de nueve años ha estado salpicada por los escándalos.Toda una gran vida de lucha dedicada al esfuerzo de mejorar la democracia de su país.Dolorosa su pérdida, pero, sabia e ilustradora su presencia de lucha y dedicación a sus ideales firmes, imperecederos y diáfanos. ¡Toda una gran mujer! ¡Un gran corazón!

No hay comentarios: