viernes, 4 de septiembre de 2009

Frenado, intento para burlar la equidad de género en San Lázaro

Fuente La Jornada
Roberto Garduño, Enrique Méndez y Alonso Urrutia

  • Ocho piden licencia para que asuman suplentes varones
  • Los relevos, de cuatro partidos; los del verde, vinculados a televisoras
  • Cabildeará el tricolor con el blanquiazul para que avale la maniobra
En su primer día de sesiones, la Cámara de Diputados fue escenario de una intentona que, de prosperar, violará el espíritu de equidad en la distribución de diputaciones que se plantea desde el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe). Diez nuevos representantes populares, ocho de ellos mujeres, solicitaron licencia indefinida para entregar el cargo a sus suplentes, la mayoría varones y vinculados a la "fracción de la tele", como ya se identifica a los verdes por su cercanía con Televisa y TvAzteca, entre ellos Guillermo Cueva Sada y Carlos Alberto Ezeta Salcedo.

De los diez diputados que dejarían sus lugares a sus suplentes, seis son del PVEM, cuatro mujeres y dos hombres; dos son del PRI, una del PRD y una más del PT.

PRI: Yulma Rocha Aguilar dejaría su lugar a Guillermo Ruiz de Teresa, representante del tricolor ante el IFE; Ana María Rojas Ruiz daría paso a Julián Nazar Morales, líder cafetalero en Chiapas.

PRD: Olga Luz Espinosa Morales saldría para que llegara Carlos Esquinca Cancino.

PVEM: Mariana Ivette Ezeta Salcedo dejaría la curul a su hermano Carlos Alberto Ezeta Salcedo; Carolina García Cañó pidió licencia para la llegada de Alejandro del Mazo Maza, hijo de Alfredo del Mazo; Kattia Garza Romo dejaría la curul a Guillermo Cueva Sada, y Laura Elena Ledezma Romo haría lo propio con Maximino Fernández Ávila. En este mismo partido, Rafael Pacchiano Alamán dejaría su lugar a Alejandra Lagunes, y Raymundo Vargas Sáenz a Karitina Sáenz Vargas.

PT: Anel Patricia Nava Pérez dejaría el cargo en manos de Primitivo Ríos Vázquez.

Tras la primera escaramuza legislativa, por la noche la fracción del PRI acusó al presidente de la mesa directiva, Francisco Ramírez Acuña, de "un manejo inconveniente", pues la sesión se convirtió en un desordenado debate sin que la presidencia precisara cuál era en esencia el punto a discutir.

El Cofipe, en su artículo 219, manifiesta que la totalidad de solicitudes de registro, tanto de las candidaturas a diputados como de senadores que presenten los partidos o las coaliciones ante el IFE, deberán integrarse con al menos 40 por ciento de candidatos propietarios de un mismo género, procurando llegar a la paridad. De esto quedan exceptuadas las candidaturas de mayoría relativa decididas por votación de cada partido.

La intentona de imponer –vía solicitud de licencia– a aquellos suplentes que atienden los intereses de grupo o empresas televisivas, en perjuicio de los legisladores propietarios, se llevó ayer al pleno camaral con el argumento de defender la libertad de que goza cualquier persona por decidir lo que mejor convenga a sus intereses.

Y precisamente ese criterio imperará dentro de un mes, cuando de nueva cuenta la mesa directiva someta a consideración del pleno las mismas solicitudes de licencia que fueron cuestionadas por un numeroso sector de diputadas de PAN, PRI y PRD. En ese lapso, el tricolor podría hacer patente a Acción Nacional que será necesaria su colaboración para aceptar las licencias, porque se espera que a lo largo de tres años algunos panistas sean requeridos por el gobierno de Felipe Calderón y éstos habrán de solicitar separarse de su función legislativa.

Desde su curul, la panista Silvia Isabel Monge dijo: "Hoy, en esta 61 Legislatura, nosotros nos damos cuenta de cuál es la forma en que algunos partidos operan, el cómo llegan a ocupar una curul. En Acción Nacional sabemos respetar la voluntad ciudadana".

De inmediato, el PRI trató de enmendar la crítica de Monge, y en voz de Hilaria Domínguez rechazó que hubiese trazos de ilegalidad en las solicitudes de licencia. "Yo respeto totalmente a nuestras compañeras que en su plena libertad, en su individualidad, han tomado esa decisión de separarse del cargo; sus razones personales tendrán", justificó.

Leticia Quezada, del PRD, dijo no compartir ni la postura del PAN ni la del PRI: “Lamentamos que a menos de 72 horas de haberse constituido esta legislatura se estén dando diez solicitudes de licencia. Además, que sean en su mayoría mujeres y que quienes asumen sean hombres. Porque una vez más se utiliza a las mujeres para que puedan llegar hombres al cargo…”

Jaime Cárdenas, del PT, consideró que "lo que más llama la atención es que en ninguna de esas licencias solicitadas por las compañeras diputadas se expresen los motivos, las razones, el porqué las solicitan. Me preocupa que ésta sea una vía para vulnerar las cuotas de género que establecen las leyes electorales, tanto del Cofipe como las leyes electorales de los estados".

A su vez, Margarita Uranga, del blanquiazul, advirtió que “es una vergüenza, pues efectivamente se trata de un fraude, de un engaño a los electores, (son) diputados suplentes que no tienen lo suficiente… que no se atreven a entrar por la puerta de enfrente a esta soberanía, y que tienen que utilizar vilmente a compañeras”. La también panista Kenia López replicó: "Éste no es un asunto de género, compañeros, es un asunto de respeto a la dignidad de las personas".

En ese punto, Teresa del Carmen Incháustegui, Yolanda de la Torre, María Dina Herrera, Laura Piña, Miguel Ángel García Granados y María Antonia Pérez también reprobaron las solicitudes de licencias. Y fue Jorge Carlos Ramírez Marín, del PRI, quien solicitó a Ramírez Acuña que regresara las solicitudes a la mesa directiva para analizarlas. El ex gobernador de Jalisco dejó alargar el debate, hasta que consiguió que el pleno votara por reintegrar el tema a la presidencia camaral.

Al final, Alejandro Encinas, coordinador del PRD, rechazó la solicitud de su compañera Olga Espinoza, pues dijo desconocer su intención para pedir licencia, y anunció que el tema se someterá al Consejo Nacional de su partido.

Como corolario, el legislador priísta Omar Fayad replicó que "la cuota de género es lo más antidemocrático".

Posición de IFE e Inmujeres

Ante la solicitud de licencia de ocho diputadas y dos diputados para ceder el cargo a sus suplentes –en su mayoría varones–, la consejera electoral Macarita Elizondo dijo que ello "es frustrante, sobre todo para aquellos que dicen que ya buscamos un equilibrio" en cuanto a garantizar una cuota de género para las candidatas designadas por los partidos (60 y 40 por ciento). Destacó que existen iniciativas en el Congreso que pretenden modificar la ley para asegurar la "acción afirmativa" en favor de las mujeres.

Agregó que aunque las solicitudes no hayan obedecido a subterfugios, es una práctica que se ha dado en anteriores legislaturas y que, por iniciativa de senadoras, se pretende asegurar que las cuotas de género se garanticen.

Poco antes de la culminación de las campañas, la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Rocío García Gaytán, instó a las entonces candidatas a no ceder a las "presiones" para pedir licencia al cargo de diputadas federales, en caso de llegar al Palacio Legislativo de San Lázaro.

No hay comentarios: